Un Concierto de Caridad Real de Música Sagrada Napolitana del siglo XVIII

Hace unos treinta años, un prominente grupo de caballeros de la Sagrada Orden Militar Constantiniana decidió grabar y transmitir para la posteridad algunas de las piezas más memorables y conmovedoras de la música real y militar jamás escritas durante la existencia del Reino de las Dos Sicilias. A través de esta celebración de himnos y marchas los caballeros querían, ante todo, devolver a la vida la pompa y la majestuosidad de su antiguo reino y ofrecer al oyente un breve repaso de los éxitos de algunos de los músicos más importantes de la Corte.

Los caballeros han dedicado su trabajo original a honrar la larga y distinguida memoria de la línea de los Grandes Maestros de la Sagrada Orden Militar y de los Soberanos y Jefes de la Casa Real de Borbón de las Dos Sicilias. Tal y como la historia ha documentado ampliamente, su dinastía fue una de las más destacadas y respetadas de la historia europea. Una dinastía que ha demostrado su dignidad, su honestidad y su honor a través de las páginas de una historia tanto de triunfo como de adversidades.

Una de las canciones más conmovedoras (disponible más abajo) es “Inno de Re” (Himno del Rey), que fue compuesta en 1787 por Giovanni Paisiello, un reconocido músico y Maestro de la Cámara y Capilla. Encargado por la entonces Majestad Fernando IV, rey de Nápoles y Sicilia (1751–1825), esta pieza de música, más que cualquier otra, simboliza el sentir de la nación, su fuerza y su poder, y , por lo tanto, justifica su adopción como himno nacional del Reino.

Himno del Rey (Banda)

Toques de Guerra

Asamblea

Anuncio

Retirada

Silencio

Himno del Rey (Órgano)

Marcha del 1822

Marcha del 1830

Himnos y Marchas Reales y Militares

Después de las atrocidades terroristas perpetradas contra los Estados Unidos de América el 11 de septiembre de 2001, la Sagrada Orden Militar Constantiniana de San Jorge una vez más respondió a su antigua vocación de caridad y humanitarismo y organizó un Concierto de Caridad Real de Música Sagrada Napolitana del siglo XVIII.

A partir de una sola noche, fue posible recaudar dinero por decenas de miles de dólares, que fueron después ofrecidos al Hospital Saint Vincent – el centro médico más cercano al World Trade Center. Su Eminencia el Cardenal Arzobispo de Washington, Prior de la Delegación de la Sagrada Orden Militar Constantiniana de San Jorge por los Estados Unidos de América, dijo: “Es una muestra de solidaridad por parte de la Orden Internacional a los habitantes de la Ciudad de Nueva York , que han sufrido tanto.”

Este evento único se celebró en octubre de 2001 en el ambiente histórico de la Catedral de Mónaco. Entre los cientos de invitados que asistieron al evento se incluye Su Alteza Serenísima el Príncipe Rainiero III, Príncipe Soberano de Mónaco, Su Alteza Real el Duque de Castro, Gran Maestro de la Sagrada Orden Militar Constantiniana y Jefe de la Casa Real de Borbón de las Dos Sicilias. El evento fue también honrado por la presencia de Su Eminencia Mario Francesca, el cardenal Pompedda, Gran Prior de la Sagrada Orden Militar Constantiniana y Prefecto del Tribunal Supremo de la Signatura Apostólica de la Ciudad del Vaticano.

Este conmovedor homenaje por el Conservatorio de San Pietro a Majella de Nápoles ha capturado de manera excelente el momento en que el mundo se detuvo. Sus diversas piezas de música sacra y las canciones son realmente inspiradoras para el espíritu y nos llevan a recapacitar.

 

A. Scarlatti – La Judith

P. Cafaro – Stabat Mater Dolorosa, Quae Maerebat

A. Scarlatti- Agar et Ismael

H.M.F. Langlé – Contenta Beata

H.M.F. Langlé – Cara Flamma in te respiro

G. Pergolesi – Salve Regina

A. Scarlatti – Abel et Caïn

D. Cimarosa – Litanies sacrées